Hamburgueserías en Pamplona: Manabamate

Manabamate: hamburguesas para el enamorado

En esta última visita a restaurantes antes del largo confinamiento por culpa del COVID-19 y a la espera de cuánto tiempo pasará para volver a la vida que conocíamos antes, Pamplona Gastronómica continúa ampliando su sección de hamburgueserías con un nuevo lugar en el que poder disfrutar de este redondo placer. Hoy entraremos en Manabamate, una hamburguesería ubicada en el barrio de San Juan y que, al menos nosotros, no conocíamos hasta que un día pasamos por su puerta y nos llamó la atención su decoración.

Su local, situado en una calle peatonal, es pequeño pero muy agradable. En las mesas de la planta inferior se puede picar algo de pie o con taburetes altos, mientras que la planta superior está preparada para cenar sentado en una mesa normal. El servicio, simpático y diligente, nos indicó nuestro lugar en la sala y pudimos disfrutar de una buena variedad de su oferta.

 

Todos los platos, incluidos las hamburguesas, no son demasiado complejos. Pero lo importante es el buen hacer en cada uno de ellos. Los nachos, unos de los más completos que hemos probado —con frijoles, jalapeños, guacamole, crema agria y queso cheddar— estaban deliciosos, así como los demás entrantes; el wok de verduras y la ensalada.

Y, tras los entrantes, llegaron los platos fuertes de Manabamate: las hamburguesas. La de Crispy chicken, deliciosa, está montada con un pollo muy jugoso y acompañantes simples pero efectivos. La duckesa, con pato, con tan solo verla hace salivar; y la Serranita, cuyo tamaño desafía a cualquiera. Todas ellas, concebidas para saciar el hambre el enamorado, como adelanta el nombre del local.

Comida

7

Local

8

Servicio

7

Precio

8

manabamate

0 comentarios en «Manabamate: hamburguesas para el enamorado»Añade el tuyo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *