Grosso Napoletano Pamplona

Grosso Napoletano: auténtica pizza napolitana en el corazón de Pamplona

Después de varias semanas sin tiempo para volver por aquí, abrimos de nuevo el cajón de restaurantes italianos para introducir en él uno que nos ha gustado mucho: Grosso Napoletano. Aunque solo lleva unos meses abierto, esta pizzería, a la que nos invitaron a probar, se ha posicionado rápidamente en Pamplona, y ya es complicado encontrar una mesa con poco tiempo de antelación. Ubicada en plena calle Amaya, en el centro de la ciudad, destaca por ser un local espacioso en el que se incluye una espectacular terraza cubierta, ambos espacios preparados con una encantadora decoración que crea un ambiente ideal para disfrutar de auténtica pizza napolitana.

Porque eso es lo que emana Grosso Napoletano al entrar en su comedor, donde es imposible no fijarse en la cocina abierta que se encuentra justo en el centro del local. Ver a los pizzaiolo en plena faena aporta transparencia y confianza, además de permitir apreciar el arte en la preparación de las pizzas. Dentro de este espacio sin duda el verdadero protagonista es el horno de leña, la seña de identidad de esta pizzería que explica mucho de lo que vendría después.

Nuestra cena en Grosso Napoletano comenzó con una ensalada César que, al llegar a la mesa, nos impactó por su presentación, con las hojas de cogollo formando una especie de balón. Sin embargo, lo que llamaba la atención por su belleza resultó ser un poco incómodo al comer, ya que el tamaño de las hojas resultó un poco incómodo para comer, al ser demasiado grandes. A pesar de este pequeño detalle, la ensalada estaba fresca y sabrosa, con una combinación equilibrada de ingredientes (aguacate, olivas, ricotta, picatostes y pipas de calabaza) y una salsa César cremoso que realzaba su sabor.

Después de llenar el estómago con algo verde para despistar, llegó el momento más esperado: el festín de pizzas. Nosotros optamos por una excelente carbonara tradicional, que incluyen en sus ‘must’ y que aunque fue una elección clásica, nunca decepciona. La suave masa estaba cubierta con abundante mozzarella y guanciale crujiente, y el sabor napolitano se hacía evidente en cada bocado. Además de que la combinación de los ingredientes era perfecta, estaba coronada por una deliciosa salsa de yema de huevo que la hacía irresistible.

Pero la elección ‘atrevida’ y acertada fue, sin duda, la Pomo d’oro. Esta pizza, con base de tomate San Marzano, variedad de tomate cherry marinado, tomate semiseco, burratina, pesto y albahaca, fue simplemente brutal. Fue toda una explosión de sabores italianos en el paladar. Nos encantó el sabor del tomate con el pesto, especialmente siendo caseros, mientras que la albahaca añadía un toque de frescura y aroma. Y esto, unido a la rica masa y al toque del horno de leña la hacían irresistible.

Una de las sorpresas de Grosso Napoletano es que te permiten acompañar los bordes de las pizzas con salsas. En nuestro caso decidimos probar las tres disponibles para dipear los bordes: Dip Pesto, Dip Nduja y Dip Grana Padano. Nos gustaron especialmente las dos primeras, que añadieron un toque divertido a una parte de la pizza que suele ser la más aburrida. Sumergir los bordes en estas deliciosas salsas fue una experiencia deliciosa que nos permitió disfrutar hasta la última migaja.

A pesar de la tentación de probar algún postre, como la pizza de Nutella, nuestra satisfacción tras estos platos fue tal que decidimos dejar espacio para volver y disfrutar en futuras visitas de las delicias que salen de ese horno de leña, que guarda el secreto de la pizza napolitana en Pamplona.

Carta Grosso Napoletano

0 comentarios en «Grosso Napoletano: auténtica pizza napolitana en el corazón de Pamplona»Añade el tuyo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: