Hamburgueserías en Pamplona: Bambaluna

Bambaluna: hamburguesas autoservicio

Después de descubrir hace tres semanas la que para nosotros es la mejor hamburguesería de Pamplona, nos decidimos a probar otra de la que nos habían hablado muy bien: Bambaluna. Situada en el Primer Ensanche, este restaurante cuenta con una buena variedad de hamburguesas, destacando la lista de carnes —ternera, cerdo, secreto, falafel, tataki de atún…— y los entrantes, todos ellos caseros.

Sin embargo, su peculiar forma de atender no hay forma de entenderla en ninguna de sus vertientes. Nada más llegar, debes elegir tanto la bebida como los platos, incluido el postre, además de pagar. Todo ello antes de consumir nada, como sospechando de que fueses a hacer un ‘sinpa’. Además, debes llevar tu la bebida al sitio que te indican, al que, por supuesto, no te acompañan.

El local, además de suponer un peligro para las personas altas por sus bajos techos, no da ninguna sensación de amplitud, y puede recordar a un laberinto para el que, a pesar de contar con dos puertas de entrada al comedor, solo una está abierta. Una vez encontrada la mesa, llegó el tiempo de esperar a unas hamburguesas que no hay que ir a buscarlas.

Autoservicio aparte, uno de los primeros errores de Bambaluna es que, al menos en nuestro caso, sirvieron todos los platos a la vez. Falafel, bravas y dos hamburguesas llenaron en apenas cinco minutos una mesa cuya cantidad de comida agobiaba con tan solo verla, además de enfriarse.

En cuanto a la comida, la mejor opción resultó ser la Tennessee, con carne de cerdo deshilachada, cebolla y queso cheddar, una mezcla que se deshacía en la boca. De mejor a peor, el siguiente plato fueron las bravas, una correcta ración de buen tamaño. En cuanto a la hamburguesa Bambaluna, no tenía el sabor de la carne que nos habían contado, y los falafel, sosos y en un bloque.

Ya con los platos vacíos amontonados en la mesa —no tener al servicio pendiente es lo que tiene— , y con las ganas de pedir un postre y más bebida pero no con tantas como para volver a bajar a la recepción a pedirlos, terminamos yéndonos con la misma sensación que cuando abandonas una gasolinera autoservicio: con el depósito lleno sin pena ni gloria y pensando en si hemos sido tontos por haber pagado lo mismo aunque no hubiese nadie sirviéndonos.

Comida

6

Local

6

Servicio

2

Precio

6

bambaluna

0 comentarios en «Bambaluna: hamburguesas autoservicio»Añade el tuyo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *