Goroabe

Bar Goroabe: de bar castizo a chino casero

Esta semana Pamplona Gastronómica descubre uno de esos lugares que han estado ahí durante (casi) toda la vida, pero que con el paso de los años y tras un cambio de dueños, han modificado su oferta. Se trata del Bar Goroabe, situado en el barrio de La Milagrosa, en la rotonda de los Edificios Inteligentes. Este local, castizo y con una estética antigua, pasó de ser un bar de barrio a ofrecer una comida china casera de la rama ZheJiang.

Como ya ocurrió con Tsukiya Ramen (que lamentablemente cerró), la adquisición de diferentes negocios hosteleros por parte de familias chinas está abriendo la oferta de asiáticos de nuestra ciudad, ofreciendo otra alternativa a las cadenas de franquicias como Udon o a los elegantes restaurantes como el Imperial o el Koku. En este caso, la carta de Goroabe es más ‘de andar por casa’, con una carta no muy extensa y de precio barato pero no por ello menos apetecible.

En sucesivos pedidos, hemos probado tanto el crujiente rollito de primavera, como la sabrosa tempura de verduras, el arroz tres delicias y los tallarines de la casa. Todo ello tiene un sabor increíblemente casero, muy lejano al que pueden tener los platos de los restaurantes chinos con un centenar de opciones. Especialmente los fideos, nuestros preferidos, con un ligero final sabor a ajo que los hacen delicioso.

En cuanto al servicio, son especialmente amables y diligentes, y con la pandemia han creado un rápido dispositivo de recogida de los pedidos, si bien no han desarrollado todavía un servicio a domicilio que, sin duda, acercaría a mucha más gente la gran comida casera de este lugar.

0 comentarios en «Bar Goroabe: de bar castizo a chino casero»Añade el tuyo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *